La entidad consultante realiza ejecuciones de obra para la construcción de obra civil, actuando para otros contratistas, que son otras empresas o la propia Administración Pública, expidiendo periódicamente durante la ejecución de las obras las correspondientes certificaciones y facturas.
   
La entidad consultante tiene como actividad la prestación de servicios médicos y hospitalarios. Es propietaria y tiene en su activo parte del edificio donde realiza la actividad hospitalaria, sin bien, los terrenos y otra parte de la construcción son propiedad de otra sociedad participada al 100% por la consultante. Se pretende reestructurar esta situación realizando la absorción mediante una fusión impropia de la sociedad participada por parte de la consultante, lo que facilitará las negociaciones con bancos para conseguir una financiación adecuada, así como con posibles inversores interesados en participar en parte del proyecto empresarial que doten de una mayor robustez financiera a la empresa. Igualmente, facilitará el análisis de los resultados reales de la actividad económica.
   
La entidad consultante es una entidad holding cabecera de un grupo empresarial, constituido por varias sociedades, todas ellas dedicadas al negocio de la producción y venta de prefabricados de hormigón y materiales de la construcción. Se pretende dentro del grupo, crear una sociedad independiente con todos los inmuebles propiedad de las distintas filiales del grupo. Para ello, se planea llevar a cabo varias operaciones de escisión total de las sociedades propietarias de inmuebles, mediante las cuales se crearían diferentes nuevas sociedades, beneficiarias cada una de ellas de las actividades industriales y comerciales desarrolladas por cada sociedad escindida, y una única entidad beneficiaria de los distintos inmuebles (conjuntamente con las deudas asociadas a su adquisición). Esta cedería el uso de los inmuebles a las sociedades que los venían utilizando a través de la formalización de los oportunos contratos de arrendamiento. En la estructura resultante, la consultante participaría en un 100% de todas las sociedades resultantes de la escisión. Con esta operaciones se pretende separar el patrimonio inmobiliario del grupo en una sociedad distinta de las que llevan a cabo las actividades industriales y comerciales, con la finalidad de lograr un mejor aislamiento de los riesgos empresariales inherentes a las distintas actividades, dotar al grupo de una estructura societaria que facilite en el futuro una posible entrada de nuevos socios capitalistas que aportarían recursos propios para la expansión de los negocios, pero que difícilmente estarían dispuestos a pagar las revalorizaciones inmobiliarias acumuladas. Por último, se crearía una sociedad en el grupo encargada de la gestión del patrimonio inmobiliario de una manera especializada y profesional, encargada de las inversiones inmobiliarias futuras.
   
La entidad consultante es una entidad aseguradora irlandesa que opera en España en régimen de libre prestación de servicios y comercializa en España contratos de seguros de vida en los que el tomador asume el riesgo de la inversión.
   
La consultante se dedica a la construcción de edificaciones. En la realización de dicha actividad, la factura emitida a sus clientes por los trabajos efectivamente realizados y certificados, se minora en un 5% en concepto de retención de los trabajos certificados y que efectivamente se han realizado, hasta que finalice la obra.
   
La madre de la consultante falleció en el año 1986 sin que los herederos hayan presentado a liquidar el Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones.
   
La consultante ha comprado acciones de renta variable de una sociedad anónima, con una participación en la misma inferior al 50 por cien.
   
En la sociedad limitada consultante, unos socios, personas físicas, que representan el 60% del capital social pretenden la separación voluntaria con devolución de sus aportaciones en efectivo y la subsiguiente reducción de capital.
   
La consultante es una persona física que posee el 24% de la entidad A, que se dedica a la promoción inmobiliaria, y el 34% de la entidad B, dedicada al arrendamiento de inmuebles.
   
La entidad consultante está valorando la posibilidad de adquirir un vehículo turismo para las gestiones administrativas, comerciales y actividades de representación de la misma. La afección a las labores de la empresa del vehículo se estiman en un 60 o 70 por ciento siendo el resto para el uso particular del gerente.
   

 

[|<]   [<<]   1   2   3   4   5   6   7   [>>]   [>|]   
 

 

 

 

 
     
© MC Economistas Auditores - C/ Potosí, 10 - Bajo A- 28016 Madrid - 91458 30 89 - © 2007